Tlanezi Calli, a.c. Casa del Amanecer


¿Qué hacemos?: 

 

Mejorar nuestra comunidad luchando por una vida digna, haciendo cambios profundos en el sistema económico para cubrir las necesidades básicas de las personas, impulsando su desarrollo como un ejercicio de nuestros derechos a la vivienda, la alimentación, la salud, el trabajo, la educación, la independencia, la información, la ecología, la tierra, la cultura, la democracia, la libertad y la justicia.

Objetivos de la organización:

  • Crear una comunidad segura y autosuficiente
  • Desarrollar en cada persona sus saberes y habilidades para fortalecer e integrarla en las comunidades
  • Impulsar un modelo de desarrollo social y económico que nazca a partir de las necesidades de las comunidades más empobrecidas.

Nuestra propuesta:

La Vivienda como un derecho, al que llamamos “Vida Digna”.


¿En qué contexto trabajamos?: 

 

Las ciudades se construyen vertiginosamente con la promesa para las personas de obtener un nivel de vida mejor. Esta idea generó la migración masiva de los pueblos hacia las ciudades, solo que al llegar, la gente encontró un entorno hostil que les repele y expulsa hacia las zonas marginadas de la ciudad, carentes de todos los servicios para una vida digna. Estas problemáticas se acentúan cuan- do las personas son usadas por el poder, traicionadas por candidatos, robados por políticos corruptos.


Ante este panorama ¿cuáles son nuestras acciones?: 

 

Comenzamos a rescatar nuestra  identidad  como  seres  humanos  a  través  de  principios  como  no  robar,  no  traicionar,  no  engañar,  no  venderse  y  consultar.  Para  conseguirlo,  nos  organizamos  bajo  la consigna de “el pueblo unido, jamás será vencido”, considerando las demandas de: vivienda, alimentación, salud, trabajo, educación, independencia, información, ecología, tierra, cultura, democracia,  libertad  y  justicia  como  un  ejercicio  pleno  de  derechos.  Al  ser  marginados  y  no  tener   los medios para pagar profesionales en gestión y poder exigir, se optó por la construcción de la  autonomía y el auto-aprendizaje. Para ello, se refuerza la confianza en la orientación para buscar las formas y métodos  de  dirección  colectivos  para  auto-administrar,  auto-emplearse  y  autogestionar  de  forma  autónoma.  Dentro  de  los  ejes  principales  de  trabajo  consideramos  la  vivienda  como  una  forma  de  progreso  humano  que  permite  conseguir  mejoras  en  nuestra  persona,  familia y sociedad.


Resultados frente a la Pobreza y la Desigualdad: 

 

Resistimos con asambleas permanentes, comenzamos a platicar y convencer con la palabra a integrantes de familias sobre cómo pensamos, qué es la organización –la cual te debe cuidar y la debes cuidar para hacernos uno– y de lo que tendremos que seguir haciendo para conservar un territorio digno para caminar hacia una vida digna con educación, trabajo, salud, alimentación, información, cultura, independencia, democracia, justicia y libertad. Nuestras primeras herramientas fueron el Materialismo Histórico, como teoría guía, y hoy nos nutrimos de muchos otros pensamientos colectivos que luchan todos los días por alcanzar un bienestar común.


Retos a los que nos enfrentamos: 

 

Mejorar nuestro trabajo, compartir la memoria y el amor por la comunidad; no olvidar todas las compañeras y compañeros que han dado vida en este proyecto. La amenaza, la discriminación     y represión del gobierno al no respetar nuestro modo de organización, de vida comunitaria y de bien común.

Al llegar a la organización lo primero que se hizo fue identificar todos los factores que nos acercaban, esto nos llevó a reconocer nuestro pasado inmediato e identificarnos como parte de las culturas comunitarias donde se promueve el trabajo colectivo, la solidaridad, hermandad, y el beneficio y progreso para todas y todos.


Correo electrónico: