Presentación

Consideramos que para hablar de proyectos que promueven desarrollo, éstos requieren generar procesos de empoderamiento de las personas encaminados a fortalecer sus capacidades, para que puedan estar activamente involucrados en la resolución de sus propios problemas y de los problemas que afectan a su territorio, y para elaborar conjuntamente propuestas en beneficio de la comunidad. Este tipo de proyectos, constituye un elemento muy importante del capital social de cualquier comunidad y un factor decisivo en el desarrollo y la democracia cuando sus fines están orientados al bien público.

Coincidimos con Rodrigo Villar cuando señala que la pobreza “[...] no se limita a la carencia de ingresos, bienes y servicios, sino que la falta de voz y poder es también definitoria de la situación de pobreza. La pobreza en esta perspectiva es también concebida como exclusión, falta de control sobre las propias circunstancias, limitación para actuar colectivamente, ausencia de capital social vinculante a redes ricas en recursos, distancia de donde se toman decisiones que afectan la propia vida, dificultad para aprovechar las oportunidades del contexto y carencia de voz para orientar los propios destinos.” Villar G., Rodrigo. Niveles de intervención en el desarrollo de base (Cuadernillo1, 2004).

Conscientes de que las causas de la pobreza son complejas y que el desarrollo es una alternativa para enfrentarla, en este libro recuperamos las experiencias exitosas para hacer frente a la pobreza y el fortalecimiento de la cohesión social por parte de organizaciones para fortalecer la sociedad civil. Estas 55 experiencias de organizaciones han logrado un impacto positivo al trabajar de manera directa en acciones efectivas enfocadas en la construcción de capacidades de la comunidad o de los individuos, para hacer frente a la pobreza mediante la promoción del empoderamiento y la participación de las personas en la construcción de opciones para mejorar su vida.

En este libro recopilamos proyectos que construyen alternativas para mejorar las condiciones de vida tanto de la comunidad como de los individuos dentro de cualquiera de las siguientes dimensiones o aspectos: participación comunitaria en la vida pública, cambio en los ingresos económicos, mejores condiciones laborales, salud de calidad, alimentación adecuada, condiciones educativas y condiciones del medio ambiente.

El libro incluye 55 proyectos de beneficiarios diversos en los que hay quienes atienden a niñas, niños, jóvenes o mujeres, personas con discapacidad, familias campesinas de diferentes poblaciones como comunidades rurales e indígenas, grupos comunitarios en zonas urbanas pobres o grupos en exclusión social; también quienes se enfocan especialmente a acompañar a líderes comunitarios, maestros o ciudadanos. Todos son buenos ejemplos de cómo trabajar con estas poblaciones y acompañarlas en sus procesos de desarrollo.

También hay ejemplos de organizaciones que trabajan solo en una localidad y otras que lo hacen en varios estados de la República. En suma, las organizaciones presentadas en este libro trabajan en Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Chiapas, Campeche, Ciudad de México, Coahuila, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

Sabemos que existen otros valiosos ejemplos que no están incluidos en este volumen, por lo que la labor de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza será de una continua búsqueda para conocer y visibilizar otras experiencias igualmente útiles e innovadoras. Para ello, con el apoyo de CEMEX hemos creado un micro sitio en el que actualmente se ofrece un portafolio electrónico con información de estos 55 ejemplos; posteriormente se incluirán otras experiencias que se actualizarán constantemente.

Estamos convencidos que este libro contribuirá a que se conozcan y se valoren los maravillosos esfuerzos que la sociedad civil organizada realiza para hacer frente a diferentes realidades a lo largo del país, pero que tienen una cara en común: la pobreza. Los ejemplos presentados deben ser referencia para las políticas públicas y para las nuevas iniciativas e intenciones de la responsabilidad empresarial en su enfoque social responsable, pues pueden aprovechar esta sabiduría, replicando o impulsando esfuerzos que ya existen con probado éxito.

                                                                                              Pilar Parás