Fundación Tarahumara José A. Llaguno


¿Qué hacemos?: 

 

Somos facilitadores del desarrollo sustentable de las comunidades indígenas de la Sierra Tarahumara, contribuyendo a su autonomía y a la reducción de sus condiciones de marginación y pobreza. Nuestro propósito es lograr comunidades organizadas que participan activamente en la formación de acciones y proyectos que generen bienestar en la Sierra.

Objetivos de la organización:

  • Promover que los jóvenes fortalezcan vínculos para participar en la vida comunitaria.
  • Fortalecer la organización y participación comunitaria para la gestión de proyectos.
  • Generar capacidades y un pensamiento crítico para la toma de decisiones.
  • Favorecer el acceso tecnológico.
  • Propiciar la interculturalidad y la equidad de género.

Nuestra propuesta:

Bawí Rarámuri (Agua para la Tarahumara)


¿En qué contexto trabajamos?: 

 

En la Sierra Tarahumara, la sobreexplotación de recursos naturales y la  tala  indiscriminada de  bosques  ha  provocado  una  tierra  erosionada  que  no  retiene  la  escasa lluvia que cae, por lo que las cosechas son insuficientes y la falta de alimentos es constante. En esta región hallamos las siguientes condiciones que dieron como resultado la degradación del suelo: topografía accidentada, exposición  del  terreno  al  eliminar  la  cubierta vegetal, prácticas de labranza inadecuadas, introducción de  pastoreo  y  el  abandono  de  terrazas agrícolas. Esto ha ocasionado un deterioro grave  del  bosque,  provocando  esfuerzo  en  acarreo  para  conseguir  agua  de  parte  de  sus  habitantes.  Ante  estas  problemáticas,  en  conjunto  con   la comunidad, se definieron los siguientes objetivos: prevenir la erosión del suelo; destinar áreas a conservación y recuperación de bosque; aprovechar de manera sustentable sus bosques; invitar a localidades cuenca arriba a involucrarse con la reforestación y alternativas para acopio de agua.


Ante este panorama ¿cuáles son nuestras acciones?: 

 

La intervención ha consistido en la construcción de obras de conservación de agua y suelo. A través de reuniones participativas, talleres de capacitación y visitas de seguimiento, se ha logrado formar a maestros de obras y comités de agua. Trabajando en colaboración con la comunidad se construyen pequeñas presas de captación, pilas de almacenamiento, gaviones y sistemas de distribución de agua para viviendas y parcelas. Es importante recalcar que este proceso se ha realizado a través del sentido de corresponsabilidad, el rescate de saberes, el fortalecimiento de la identidad cultural y la organización comunitaria para la toma de decisiones encaminadas al bienestar de su propia comunidad y de la Sierra Tarahumara.


Resultados frente a la Pobreza y la Desigualdad: 

 

Realizado el proceso de planeación y habiendo detectado las principales problemáticas, se determinaron metas y acciones. Se conformaron grupos de habitantes que dan seguimiento y concretan obras, como: en 2013 la rehabilitación de todas las escuelas, con una inversión superior a los 2 millones de pesos; la electrificación al 100% de las viviendas; 2013-2016 la rehabilitación del templo con inversión de más de 2 millones de pesos; 2014 la construcción del Centro Comunitario con una inversión de $1’300,000.00; construcción de drenaje con inversión superior a 7 millones de pesos; impulso a proyectos productivos como vivero, carpintería, papelería, cafetería, Spa, entre otros. Es relevante mencionar que el grupo de seguimiento en Trancas se transformó en Movimiento para el Desarrollo Local AC, y ahora da continuidad al proyecto. Por ahora lo acompaña la fundación, para posteriormente salir de la comunidad.


Retos a los que nos enfrentamos: 

Hoy en día cada una de las 38 viviendas beneficiadas cuenta con una pila de almacenamiento de 20 mil litros, y se han construido 5 represas de mampostería de 1 MM litros cada una. Desde 2010 hemos registrado algunos cambios cuando iniciamos con el enfoque de desarrollo comunitario mediante comités comunitarios. Simuchichi cuenta con una estrategia de trabajo y estructura de toma de decisiones para proteger los recursos naturales; se construyen de manera conjunta las obras de conservación de suelo y agua, se contribuye a que los maestros de obras ganen más experiencia y habilidades. Se ha logrado la retención de suelo que permite la captación de agua y la formación de sedimentos para futuras acciones de reforestación, y continúa la integración con localidades aleda- ñas en el manejo integral de micro-cuencas de agua. Hoy en día se logra una disponibilidad de agua suficiente para consumo humano y agrícola, ahorro en compra de agua y esfuerzo de acarreo, así como mayor cohesión social.

La gestión de las obras ha permitido el resurgimiento de un sentido de organización antiguamente perdido y ha reforzado la conciencia colectiva de la comunidad, pues actualmente desarrollan una visión hacia el futuro dentro de un plan comunitario en relación a la defensa del territorio.


Teléfono: 
(55) 5544 9019
Correo electrónico: