Effeta, a.b.p.


¿Qué hacemos?: 

 

Buscamos transformar a niños o jóvenes con discapacidad intelectual y a sus familias para que logren un nivel óptimo de bienestar.

Objetivos de la organización:

Ofrecer educación de calidad, fortalecer a las familias y promover la inclusión social y laboral de personas con discapacidad intelectual.

Nuestra propuesta:

Programa de Inclusión Laboral


¿En qué contexto trabajamos?: 

 

Las  personas  con  discapacidad  intelectual  tienen  pocas   oportunidades   de   ejercer su derecho a trabajar. Effeta se ha comprometido con la inclusión laboral exitosa de personas con  discapacidad  intelectual,  garantizando  condiciones  laborales apropiadas para favorecer su desarrollo y su permanencia en el puesto.

De esta forma se empoderan y con ello disminuyen la desigualdad y exclusión que suele acompañarles.

Por lo general, los programas de inclusión laboral sólo contemplan el pro- ceso formativo de las personas con discapacidad hasta el momento en que son contratados en un empleo. Sin embargo, con frecuencia no son exitosas en el mediano plazo porque no se toman en consideración variables como el entorno familiar, sensibilización de los colegas, seguimiento y desarrollo de habilidades técnicas y sociales para favorecer su permanencia.


Ante este panorama ¿cuáles son nuestras acciones?: 

 

El proceso de inclusión laboral da inicio al interior de Effeta ABP, en donde reciben educación de calidad y desarrollan sus competencias. Posteriormente, se establece contacto con organizaciones con clara Responsabilidad Social y se de- terminan las funciones que pueden ser satisfactoriamente desempeñadas por la persona con discapacidad intelectual. Si se requiere, se hacen ajustes al Perfil de Puesto y se establece un periodo inicial de prueba.

Antes  de  que  la  persona  con  discapacidad  intelectual  (PCDI)  se  integre  a  una  organización,  se  hace  un  proceso  de  sensibilización  y  capacitación  para  su  jefe y sus colaboradores cercanos, para que  puedan  favorecer  el  desempeño adecuado de la PCDI en su nuevo entorno.  Simultáneamente,  se  brinda  capacitación específica a la PCDI para que cuente con las habilidades y competencias necesarias para desempeñar con éxito sus  funciones.  También  se  realiza  un  proceso  de  desarrollo  familiar,  para  que  ésta  constituya  un  elemento  fundamental   de soporte, especialmente durante la fase inicial.

Una vez que la empresa integra a la PCDI, Effeta corre un proceso de acompañamiento que permite apoyar a la organización y a la PCDI para ir afinando procesos. Generalmente, el proceso se desarrolla en una fase inicial de prueba de 45 días, luego se renueva el contrato por tres meses, posteriormente  por  seis meses o un año más y, luego ya por tiempo indefinido. Por cada persona con dis- capacidad intelectual que se  incluye  laboralmente,  hay  –al  menos–  20  personas  más beneficiadas indirectamente con el proceso. Adicionalmente, se incide en la sensibilización de la comunidad, que se favorece con  el  contacto  frecuente  y  directo con estos colaboradores.


Resultados frente a la Pobreza y la Desigualdad: 

 

Mediante un proceso integral que contempla las necesidades y características individuales de la persona con discapacidad intelectual, su familia y entorno, así como el ambiente y las condiciones laborales de la organización en la que colaborará, la sensibilización de los jefes y colaboradores, etc. y un proceso de acompañamiento durante los primeros años, Effeta ha logrado la inclusión exitosa y permanente de 12 personas en cuatro años. En todos los  casos  se  reporta  una  mejora significativa en su calidad de vida, un incremento en sus ingresos y una reducción de la discriminación de la que suelen ser víctimas.

En la persona con discapacidad observamos que el trabajo ha  sido  una importante vía de desarrollo personal; se fortalece su  autoestima  al  percibirse  capaces de realizar un trabajo, cuentan con mayor sentido  de  pertenencia  a  un  grupo,  desarrollan  habilidades,   amplían   su   círculo   de   relaciones   interpersonales y pueden  contribuir  económicamente  para  apoyar  a  sus  familias.  Los  compañeros de trabajo y las empresas, en general, reportan el beneficio que reciben tanto en el  plano  laboral  como  en  el  personal  y  se  consideran  participantes  activos  en  la formación de una sociedad más incluyente.


Retos a los que nos enfrentamos: 

 

Los retos principales que enfrenta la institución son: la falta de sensibilidad de la comunidad en relación a las  personas  con  discapacidad,  la  recurrencia  de  actitudes de discriminación tanto en los ámbitos social como laboral y la demanda de recursos para cubrir con eficiencia y eficacia los programas institucionales.

Las familias han tenido una transformación: de ser familias sobre protectoras ahora fomentan la independencia de sus hijos o hijas con discapacidad.


Teléfono: 
(81) 1133 3382
Correo electrónico: