Construyendo Esperanzas, A.C.


¿Qué hacemos?: 

 

Generar el desarrollo rural sustentable para mejorar la calidad de vida de mujeres, hombres, niñas y niños en condiciones de pobreza; impulsar propuestas integrales que promuevan el acceso al agua, seguridad alimentaria, sustentabilidad ambiental, el cuidado a la salud y la sostenibilidad económica de cada familia.

Objetivos de la organización:

  • Implementar estrategias sustentables que contribuyan al abastecimiento de agua en familias con escasez del vital líquido en regiones con índice de marginación.
  • Promover los buenos hábitos para reducción de problemas nutricionales, lograr incidir de manera positiva en el ciclo generacional de pobreza y mal- nutrición, fomentar una soberanía alimentaria.

Nuestra propuesta:

Construyendo el futuro, generando una comunidad sustentable, productiva y organizada.


¿En qué contexto trabajamos?: 

 

En los últimos 20 años los niveles de pobreza en México han aumentado debido a la reducida tasa de crecimiento de la economía y a la desigual distribución de los ingresos. Es el único país latinoamericano que registra una tendencia regresiva en materia de reducción de pobreza de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Las personas que viven en zonas rurales son quienes más padecen esta situación que afecta directamente a los niños, mujeres y personas mayores. Además, son quienes perciben ingresos inferiores a lo establecido, lo cual repercute directamente en su alimentación, educación y vivienda.

Es por ello que a través de la implementación de este proyecto, se crea una estrategia viable de desarrollo rural sustentable en comunidades de alta vulnerabilidad en el estado de Hidalgo. Se impulsa el desarrollo de capacidades y habilidades que permiten empoderar a los habitantes de comunidades, a través de la generación de oportunidades de desarrollo equitativo, y de la implementación de procesos productivos.


Ante este panorama ¿cuáles son nuestras acciones?: 

 

  • Primera etapa: Construcción de 50 cisternas de ferrocemento para captación de agua pluvial, dando como resultado la disponibilidad del vital líquido, y así asegurar el servicio básico de acceso al agua.
  • Segunda etapa: Implementación de huertos de traspatio, construcción de galeras avícolas     y baños secos, para promover un hogar saludable, que satisface las necesidades básicas y asegura la disponibilidad de alimento (hortalizas, carne y huevo).
  • Tercera etapa: Instalación de micro túneles para la cosecha de nopal verdulero y transformación de productos pecuarios y agrícolas, de esta manera se le da valor agregado a lo que producen para su comercialización posterior. Las primeras dos etapas nos permiten asegurar el alimento, mientras que en la tercera etapa se promueve la comercialización de sus excedentes.
  • Cuarta etapa: Se busca consolidar una microempresa rural  con  la  producción  del  nopal  ver-  dulero, dando valor agregado con la transformación de este  alimento  en  salmueras,  tortillas,  salsas y conservas en vinagre, envasados y/o empaquetados y puestos a la venta al cliente final, así como la comercialización de huevo y aves de corral a mayor escala formal.

Resultados frente a la Pobreza y la Desigualdad: 

 

Con la intervención de nuestra organización en el municipio de Metztitlán, las familias más vulnerables de dicho municipio ya cuentan con acceso recurrente al agua gracias a la construcción

de  cisternas  de  ferrocemento  para  la  captación  de  agua  pluvial.  Éstas  tienen  una  capacidad  de 37 almacenamiento de 16 m3 suficiente para dar abasto a una familia de hasta 6 integrantes por un periodo de 4 a 8 meses de acuerdo al uso racional de cada familia. La cisterna se puede llenar de 3 a 5 veces  al  año  dependiendo  de  la  precipitación  anual  de  cada  localidad.  Con  la  implementación de las cisternas se ha logrado beneficiar –solo en el municipio de Metztitlán– a más de 240 personas. De  igual  manera  se  han  construido  e  implementado  huertos  de  traspatio  para  el  cultivo  de diversas hortalizas, galeras avícolas para la  producción  de  carne  de  ave  y  sus  derivados,  baños  secos y estufas ecológicas.


Retos a los que nos enfrentamos: 

 

El reto que enfrentamos al intervenir en las comunidades rurales es el machismo por la importancia que se le da al hombre como principal autoridad en cada hogar. De igual manera, las personas que viven en comunidades rurales e indígenas se muestran renuentes ante lo nuevo, debido a que creen imposible que se puedan generar fuentes de empleo dentro sus comunidades, que sean oportunidades de desarrollo y que incrementen su ingreso económico.

Contar con un equipo multidisciplinario es clave para la fortaleza de proyectos de corte comunitario que buscan ser integrales.


Teléfono: 
(771) 212 7652
Correo electrónico: