Asociación Mexicana de Transformación Rural y Urbana, a.c.


¿Qué hacemos?: 

 

Promovemos la transformación integral en comunidades marginadas de México. Entendemos la transformación integral como el cambio de visión, que permite a una persona impulsar cambios sostenibles en su comunidad en temas de salud y nutrición, educación, conservación medio ambiental y generación de ingresos, para superar la marginación.

Objetivos de la organización:

  • Salud y Nutrición: Promover la soberanía alimentaria y la salud.
  • Educación: Reducir el rezago educativo con programas de regularización.
  • Generación de Recursos: Proveer capacitación y capital semilla.
  • Medio Ambiente: Ofrecer educación ambiental para disminuir daño medio ambiental.
  • Apoyo en Emergencias: Cubrir necesidades básicas y facilitar talleres de gestión de riesgos.

Nuestra propuesta:

Estrategias para la seguridad alimentaria y la diversificación productiva en la región de Los Altos del estado de Chiapas


¿En qué contexto trabajamos?: 

 

Chalchihuitán y Aldama son dos municipios de Los Altos de Chiapas que tienen una población mayoritariamente tzotzil y tzeltal, y presentan un alto grado de pobreza. De 50 a 68% de los niños presentan algún grado de desnutrición (La Jornada, 2013). La discriminación que sufre la comunidad indígena, su escasa infraestructura y las pocas oportunidades laborales determinan su condición de pobreza. La gente trabaja la agricultura para el autoconsumo o migran. Amextra busca mejorar la alimentación y condiciones de salud, y generar oportunidades laborales de manera sostenible mediante la promoción del traspatio integral, rescate de alimentos locales y capacitaciones. Así, Amextra enfrenta la desnutrición y el desempleo.


Ante este panorama ¿cuáles son nuestras acciones?: 

 

Amextra impulsó el modelo de traspatio integral para que las familias produjeran alimentos como complemento a su dieta diaria, y apoyo a su economía familiar con la venta de excedentes. Prime- ro, Amextra ejecutó un diagnóstico comunitario para aprender de los retos y necesidades comunitarias (2011). La primera etapa (2012) incluyó la consolidación de 5 proyectos bandera, lo cual consistió en crear espacios de traspatio integral que incluyeran: producción de hortalizas, crianza de aves, SCALL (sistema de captación de agua de lluvia) y estufa ahorradora de leña. Se buscó generar productos que sirvieran para la comercialización. Para lograr proyectos bandera, se facilitaron talleres como parte del fortalecimiento del trabajo (educación para la paz, nutrición y salud, género, temas especializados en técnicas para la producción y manejo de hortalizas). En la segunda etapa (2013) se trabajó en la creación de una red de productores de traspatio. El equipo facilitó 2 eventos de intercambio comunitario. Se consolidaron 12 proyectos de traspatio y se dieron 130 talleres a familias en nuevas comunidades. Los siguientes años del proyecto (2014-2017) fueron presentados como etapas contingentes en el financiamiento y los avances del proyecto.


Resultados frente a la Pobreza y la Desigualdad: 

 

A través de su intervención, Amextra logró cambios significativos en cuatro áreas:

  1. participación comunitaria  en  la  vida  pública,  con  la  consolidación  de  12  grupos  de  trabajo  en  14  comunidades a lo largo de dos años de trabajo;
  2. salud de calidad y alimentación adecuada para  los  518  beneficiarios promedio al año, pues las familias están produciendo y comiendo alimentos que antes no  incluían  en  su  dieta; 
  3. condiciones  del  medio  ambiente  que  se  muestran  en  la  recuperación    de alimentos criollos de la región, como la Bu t (Achicoria), chijiteé (sauco), napux (nabo) y la Muyem (hierba mora) a la vez que se valen de técnicas que protegen la tierra;
  4. fortalecimiento del liderazgo local, sobre todo en el empoderamiento de las mujeres como líderes de los grupos de trabajo y los esfuerzos de organización comunitaria.

Retos a los que nos enfrentamos: 

 

Amextra no ha podido consolidar una red de comunidades que conserven  e  intercambien  semillas  criollas; sigue siendo un reto motivar a las personas para que conserven sus semillas y organicen encuentros comunitarios para intercambiarlas. Además, Amextra debe crear categorías  para  sistematizar la información con la que se trabaja. Por otro lado, se identificó el reto de sincronizar calendarios de trabajo con otros actores locales —ONGs  y  dependencias  del  gobierno—  con  el  propósito de encontrar sinergias que aumenten el impacto de las intervenciones.


Teléfono: 
(55) 5550 4044 x224
Correo electrónico: